Slideshow image Slideshow image Slideshow image Slideshow image
Calendario
Resultados
Puntos y rankings
Cómo aprender
Menú principal
Qué es el BRIDGE > EL BRIDGE EN LA ESCUELA > El Bridge, ¿deporte o juego?

El Bridge, ¿deporte o juego?

 

Para que la dirección de aquellos centros que decidan incorporar el Bridge a su enseñanza pueda formarse criterio sobre cómo y dónde clasificar esta nueva oferta docente debemos acabar este capítulo dedicado al Bridge en la Escuela tratando de contestar a esta pregunta haciendo unas consideraciones sobre este tema.

 

¿El Bridge es un deporte o un juego? Muchas personas se resisten a aceptar que el Bridge es un deporte, pero hay una razón contundente para afirmar que lo es: el Bridge es un deporte porque así lo ha definido el Comité Olímpico Internacional, COI, en su reunión celebrada en Seúl en marzo de 1999.

 

Es más, Juan Antonio Samaranch, siendo Presidente de este organismo, en su discurso de apertura del 1º Gran Prix de Bridge, promovido y patrocinado por el COI, y celebrado en Lausana del 7 al 11 de Septiembre de 1998, recordó: “....Bridge is a sport and as such you place is here, like all other sports...”, y después, durante los coloquios con los responsables de la World Bridge Federation, anunció que el Bridge sería disciplina deportiva demostrada en las Olimpiadas de Invierno de 2002 y que se convertiría en disciplina oficial en el transcurso de las Olimpiadas del 2006. El primer anuncio ya se ha cumplido y, efectivamente, en Salt Lake City el Bridge participó como deporte de exhibición.

 

Esta confirmación del Bridge como deporte y como disciplina deportiva efectuada por la máxima autoridad deportiva a nivel mundial, el COI, ¿tiene su fundamento? Por supuesto que sí y vamos a argumentarlo. Para ello lo primero que debemos hacer es ponernos de acuerdo sobre qué entendemos por deporte. Nuestra Real Academia establece tres acepciones para esta palabra: a) Actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas. b) Recreación, pasatiempo, placer,...c) Por gusto, desinteresadamente. Sin duda todos estaremos de acuerdo que el Bridge cumple las acepciones b) y c).

 

Pero sin duda los escépticos también estarían de acuerdo en aceptar que el Bridge es un deporte si éste lo definiéramos como “Actividad ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas”, es decir si suprimiéramos la palabra “física”. En este caso no existiría diferencia entre, por ejemplo, la natación y el Bridge. Ambas actividades se podrían practicar por placer o por competir y, en este último caso, encontramos en ambos los mismos componentes que definen a los deportes de competición: disciplina, rigor, ética, competitividad, confrontación, superación, sacrificio, estudio, entrenamiento, fatiga, etc.

 

También todos estaríamos de acuerdo en aceptar que la práctica de un deporte de competición conlleva un esfuerzo físico, (músculos, pulmones, etc.), y un esfuerzo mental, (concentración, cálculo, autocontrol, etc.). Siempre se ha dicho que un buen boxeador necesita, no solo puños, sino también “cabeza”. También decimos que para competir en el Bridge se necesita, no solo cabeza, sino también “músculos”. (No olvidemos que en las grandes competiciones en el ámbito de un campeonato nacional, europeo o mundial, se requiere una dedicación diaria de diez a doce horas durante diez a quince días consecutivos, es decir, se requiere una aportación física importante).

 

Esta más completa definición de deporte como “Actividad física y mental, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas” se está imponiendo y no sería de extrañar que nuestra Real Academia, en una próxima edición, en la línea del COI, redefina el deporte en este sentido. Por eso la discusión sobre si el Bridge es un juego o un deporte se torna baldía y tiene sus días contados. Hoy todo el mundo acepta definir al Bridge como el deporte de la mente y próximamente todos aceptaremos definir al Bridge como un deporte, sin más. Los directores de los centros que enseñen Bridge podrán encuadrarlo como actividad deportiva o lúdica, es igual. Lo importante es que, como se ha dicho, la función social y educativa del Bridge ayuda a la formación integral del individuo.

Asociación Española de Bridge. C/ Príncipe de Vergara 56, Bajo Puerta 7. Teléfono: 91 446 83 22 | email: aebridge@aebridge.com