Slideshow image Slideshow image Slideshow image Slideshow image
Calendario
Resultados
Puntos y rankings
Cómo aprender
Menú principal
Qué es el BRIDGE > EL BRIDGE EN LA ESCUELA > ¿Cómo se enseña y se aprende a jugar?

¿Cómo se enseña y se aprende a jugar?

 

En nuestro país todavía no se han impartido clases de Bridge de forma oficial en las escuelas, aunque sí se ha hecho en ciertas Universidades y Escuelas Técnicas y, por supuesto, en ciertos colectivos organizados por Clubes recreativos, Casas de Cultura de Ayuntamientos, etc.

 

Las necesidades físicas son simples: unas mesas de juego, una por cada cuatro alumnos, y una pequeña pizarra para que el profesor amplíe sus explicaciones. El número de alumnos es aconsejable que sea un múltiplo de cuatro y que no sobrepasen los veinticuatro. En función del dicho número la clase estará impartida solo por un profesor o por éste auxiliado por uno o varios monitores.

 

Las clases deben durar unas dos horas y su frecuencia debe ser semanal o de dos clases por semana, pero no más porque los alumnos deben reposar los conocimientos y practicar algunos ejercicios.

 

La experiencia dice que, a partir de la segunda clase, el chaval se divierte en la clase y la toma como un juego y como una diversión, no como una asignatura. Alumnos normales pueden participar en torneos para principiantes tras tres meses de clase, lo cual evidentemente no significa que jueguen bien. Para eso ellos y todo el mundo necesitan toda la vida y este es una de las razones por la que el Bridge apasiona al que lo practica.

 

En cuanto a cómo se aprende a jugar la respuesta es: como todo en la vida. Hay gente que ha aprendido observando, de niño, las partidas que disputaban sus padres o de mayor las que jugaban sus hermanos. Hay quienes junto con un grupo de amigos han contratado a un profesor. Y también están los autodidactas, los que aprenden solos, algo que era muy difícil de hacer antes pero que hoy es mas sencillo gracias a los programas de ordenador. Lo más recomendable para colectivos (escuelas, universidades, etc.) son las clases colectivas. La pequeña desventaja que podría suponer una desigual aptitud de los alumnos queda compensada con creces con la posibilidad de que entre los propios alumnos se organicen sus propias competiciones.

Asociación Española de Bridge. C/ Príncipe de Vergara 56, Bajo Puerta 7. Teléfono: 91 446 83 22 | email: aebridge@aebridge.com