Slideshow image Slideshow image Slideshow image Slideshow image
Calendario
Resultados
Puntos y rankings
Cómo aprender
Menú principal
Estatutos y Reglamentos > Reglamento de las Pruebas y Competiciones 2011

CAPITULO VI: APELACIONES Y RECURSOS

 

A.- Las apelaciones y los recursos

 

1.- Como órganos de garantías la AEB cuenta con los siguientes:

a)      El Comité de Apelación de la Prueba

b)     El Comité de Competición

c)      Los Comités de Disciplina y de Recursos

2. - Cualquiera de las partes implicadas en una prueba, (jugadores, árbitros, organizadores, etc.), podrán recurrir cualquier decisión o denunciar cualquier hecho que consideren ha vulnerado sus derechos o contravenido las normas de actuación por las que se rige la AEB.

3.- Si esta decisión o hecho es constitutivo de falta o infracción tipificada en el Reglamento de Disciplina de la AEB se tramitará de acuerdo con lo establecido en éste.

4.- Si esta decisión o hecho proviene de asuntos relacionados con la organización de la prueba se recurrirá al Comité de Competición de la AEB.

5.- Si el desacuerdo proviene de una decisión arbitral sobre incidencias del juego se solicitará la revisión de la misma al Comité de Apelación de la Prueba.

 

B.- El derecho a apelar las decisiones arbitrales

 

1.- Derecho de los jugadores: Según se señala en el apartado anterior y en el artículo 92 del Reglamento del Bridge Duplicado de la WBF, los jugadores pueden solicitar al Comité de Apelación de la prueba una revisión de la resolución adoptada en su mesa por el árbitro.

2.- Obligación de los jugadores: La apelación conlleva la obligación de aceptar las decisiones del Comité de Apelación, tanto en lo referente a su dictamen sobre la incidencia como a la devolución o no de la fianza

3.- Plazo para apelar: El derecho a la apelación o al requerimiento de una decisión arbitral expira treinta minutos después de que el resultado oficial haya sido publicado para su comprobación. Los Organizadores y los Directores del torneo están facultados para establecer plazos diferentes.

4.- Formalidades: Para que una incidencia pueda ser tratada en apelación, deberá satisfacer los siguientes requerimientos:

a)      Forma. Toda apelación se interpondrá a través del árbitro.

b)     Plazo. El derecho a la apelación o al requerimiento de una decisión arbitral expira treinta minutos después de que el resultado oficial haya sido publicado para su comprobación. Los Organizadores y los Directores del torneo están facultados para establecer plazos diferentes.

c)      Conformidad de los reclamantes. No se tratará una reclamación en los eventos por parejas salvo que ambos jugadores apelen conjuntamente y en los eventos por equipos salvo que el capitán del equipo está de acuerdo con la apelación.

d)     Presencia de los reclamantes. Para que una reclamación sea procedente, se requiere que los reclamantes hayan estado presentes en la mesa en cuando se realizó el arbitraje cuestionado.

e)      Depósito de fianza. Los apelantes deberán entregar al Director del Torneo a la vez que su reclamación, una fianza en metálico, cuya cuantía será fijada anualmente por la Junta Directiva de la AEB en la circular sobre “Homologación de torneos”.

f)       La fianza será devuelta en caso de fallo favorable o en caso de fallo desfavorable pero con una reclamación de claro fundamento, tratando así de evitar el abusivo recurso a los Comités de Apelación o el mal uso de los mismos

5.- Apelaciones infundadas: La fianza podrá no ser devuelta, en todo o en parte, si el Comité de Apelación considera infundada, abusiva o malintencionada la reclamación presentada. A la hora de decidir la retención de la fianza se tendrá en consideración el nivel del jugador reclamante, siendo más exigente con los jugadores de categorías superiores.

 

C.- Funciones de los Comités de Apelación

 

1.- Los Comités de Apelación, en consonancia con lo establecido en el capítulo XI del Reglamento del Bridge Duplicado, tienen como principal función escuchar, establecer un juicio y acordar una resolución sobre las reclamaciones que, realizadas con las formalidades establecidas en las normas de la AEB, presente los participantes en una prueba sobre las decisiones adoptadas por los árbitros.

2.- Los Comités de Apelación se articulan también en el ámbito de la AEB como estructuras delegadas del Comité de Competición en la forma que se indica en este capítulo.

 

D.- Designación de los Comités de Apelación

 

2.- El Comité de Competición de la AEB confeccionará una relación de personas aptas para formar parte de los Comités de Apelación, relación que estará formada por los siguientes colectivos:

a)      Los jugadores que aspiren a participar o hayan participado en las pruebas de selección o en la fase final de cualquier Campeonato de España;

b)     Los que estén en posesión de una categoría honorífica;

c)      Aquellos que posean el titulo de arbitro nacional; y

d)     Los que, atendiendo a otros motivos, los designe directamente el Comité de Competición de la AEB.

e)      Las personas designadas como miembros potenciales de los Comités deberían conocer el Reglamento Internacional o Código de Prácticas de los Comités de Apelación y normas concordantes

3.- Establecida así la relación de personas cualificadas, el Director del Torneo, por delegación del Comité de Competición de la AEB, establecerá al principio de la prueba, y lo hará público, una lista con las personas que podrán constituir los Comités de Apelación en la misma.

4.- Ninguna persona incluida en la lista mencionada podrá negarse a formar parte de un Comité de Apelación cuando sea requerido para ello, salvo por causa justificada o reglamentariamente establecida.

5.-El Director del Torneo, por delegación en su caso del Comité de Competición de la AEB, designará en su caso al Comité de Apelación, que estará formado por tres personas incluidas en la relación anterior, eligiéndolos de forma que objetivamente puedan ser los más imparciales a la hora de decidir, aun cuando ellos estén participando en la propia competición

6.- Un miembro del Comité de Apelación no podrá decidir sobre una reclamación en la que esté implicado con los reclamantes, pudiendo en este caso ser recusado.

 

E.-Procedimiento de audiencia y decisión del Comité de Apelación

 

1.- Es función del árbitro tramitar la apelación e informar al Comité de manera objetiva tanto del desarrollo de la incidencia como de lo que previene al respecto el Reglamento Internacional del Bridge y el Código de Prácticas de los Comités de Apelación y demás normas concordantes.

2.- El Comité de Apelación se reunirá solas con el Director del Torneo y escuchará de éste:

a)      La descripción de la incidencia, la decisión tomada por el árbitro y el fundamento que ha guiado al árbitro a tomar dicha decisión.

b)     Las pautas que debe seguir el Comité para resolver la incidencia, tanto en los aspectos formales o de procedimiento, como en los aspectos de fondo, pautas establecidas en el Reglamento Internacional o Código de Prácticas de los Comités de Apelación, reglamento de tiene la obligación de conocer el Director del Torneo.

3.- A continuación el Comité de Apelación y el D.T. llamarán a las partes implicadas y escucharán de cada una de ellas las alegaciones que crean oportunas e inquirirán a estas las aclaraciones que crean convenientes.

a)      La presencia del bando apelante será obligatoria ante el Comité en el momento de la vista de la apelación. La no presencia conllevará la perdida de la fianza y el mantenimiento de la decisión arbitral. Basta la presencia de un miembro de la pareja para que se considere que hay asistencia al comité.

b)     En competiciones por equipos será necesaria la presencia del capitán y la del jugador implicado.

c)      La presencia del bando apelado no será obligatoria en el momento de la vista de la apelación, pero el Director tiene la obligación de avisarles de la existencia de la apelación y de comunicarles el lugar y la hora en la que se reunirá el comité de la prueba para ver la apelación.

d)     Debe tenerse muy presente que las parte implicadas son llamadas para exponer hechos y justificar actuaciones. Por ello debe evitarse que la presentación de las alegaciones por cada parte sufra interrupciones. Los miembros del Comité deben evitar intercambios directos de opinión con alguno de los presente y todos los intervinientes deben mantener una actitud cortés durante la audiencia.

4.- Oídas las partes, el Comité de Apelación se reunirá de nuevo a solas con el D.T. por si necesita alguna aclaración más. Oídas las partes, y aclarados los detalles sobre los hechos a través de las preguntas que  eventualmente, puedan formular los miembros del Comité de Apelación, éste podrá solicitar posteriormente al árbitro, a solas, aclaraciones adicionales sobre el asunto. Seguidamente el Comité de Apelación, a solas, decidirá sobre la incidencia y sobre la devolución o no de la fianza, lo cual será comunicado a las partes implicadas a través del D.T.

5.- Si no hay unanimidad entre los miembros del Comité sobre la decisión a adoptar, esta se establecerá por votación, con voto de calidad del Presidente en caso de empate.

6.- Si el Comité de Apelación aplica una penalidad de procedimiento para restablecer un perjuicio, debe especificar el artículo o norma violada. Aunque la mala explicación de una convención puede ser objeto de una penalidad de procedimiento la normativa de la Federación Mundial señala que el error de un jugador (al olvidar una convención, emplearla de forma incorrecta, o subastar erróneamente) no está sujeto a penalidad automática. En estos casos, sólo se impondrá penalidad de procedimiento cuando existan circunstancias agravantes, como puede ser la reiteración en el uso incorrecto de convenciones.

7.- Las decisiones del Comité de Apelación:

a)      Deberán ser razonadas y fundadas. En ellas se debería precisar, siempre que sea posible, el artículo del reglamento en el que basa su resolución. Para ello el Comité podrá ser asistidos por el Director del torneo o alguno de sus asistentes

b)     Deberán ser comunicadas a los interesados antes del inicio de la siguiente sesión en la que tuviera lugar la reclamación, o de la publicación de la clasificación si la reclamación se ha producido en la sesión final del torneo.

c)      Se plasmarán en un Acta de Apelación para cada caso tratado, que se incorporará como anexo al Acta de la Prueba. En ella se harán constar todos los extremos anteriores. este acta debe ser redactada por el Secretario del Comité, y en su defecto, por el Director del Torneo.

 

F.- Recurso a la AEB

 

1.- Las decisiones de un Comité de Apelación son firmes y no pueden  ser revocadas por el Organizador ni otras instancias.

2.- No obstante, y en consonancia con lo que previene el artículo 93C del Reglamento del Bridge Duplicado,  las partes implicadas en una apelación podrán presentar las alegaciones que consideren oportunas mediante escrito dirigido a la Secretaría General de la AEB, quien las elevará al Comité Nacional de Competición o a la Junta Directiva, según el caso.

3.- Debe entenderse que el último recurso a la AEB es una situación excepcional y que solamente se debe plantear cuando existan claras evidencias de que la decisión del Comité ha sido injusta e insuficientemente fundamentada.

4.- Por esta razón, el recurso a la AEB sólo podrá ser cursado si las alegaciones de la parte reclamante son avaladas con el respaldo formal de un jugador de cardaría honorífica o de un árbitro de federación, ninguno de ellos implicados en el asunto objeto del recurso. Además deberá acompañarse con la misma fianza en metálico, que podrá no ser devuelta en todo o en parte.

5.- Para sustentar su recurso, los reclamantes tienen derecho a pedir copia de la resolución arbitral y del Acta del Comité de Apelación en aquellos casos que les atañan.

6.- En lo no previsto en este apartado, se estará a lo dispuesto en el reglamento o código de prácticas de los Comités de apelación editado por la Federación Mundial de Bridge, el cual puede consultarse en la página web de la AEB.

 

 

CAPITULO VII: TRATAMIENTO DE INCIDENCIAS

 

A.- Resolución de incidencias con hechos no cuestionados.

 

1.- Cuando se haya llamado al Árbitro para que tome una decisión sobre una cuestión del Reglamento o de sus normas complementarias, si los dos bandos están de acuerdo sobre los hechos, actuará de la siguiente manera:

a)      Si la reglamentación no previene ninguna rectificación, y el Árbitro no considera oportuno hacer uso de sus poderes discrecionales, el Árbitro ordenará que los jugadores continúen con la subasta y carteo.

b)     Si se trata de un caso claramente incluido en un Artículo, que establece una rectificación por la irregularidad, el Árbitro determina la rectificación y asegurará su cumplimiento.

c)      Si el Reglamento ofrece alternativas al jugador para elegir la rectificación, el Árbitro explicará las opciones y verificará que se elige y lleva a cabo una de ellas.

5.- El Árbitro buscará la manera de restablecer la equidad debiendo resolver en caso de duda, a favor del bando no infractor.

6.- Si considera que es probable que el bando inocente ha sido perjudicado debido a una irregularidad para la cual este Reglamento no provee rectificación, ajustará la puntuación. (En el otorgamiento de puntuaciones ajustadas artificiales en función de la responsabilidad de los jugadores, el árbitro considerará atenuante la inexperiencia del jugador pero deberá explicar todo ello al inexperto infractor. En cualquier caso el árbitro debe explicar a los jugadores cuál ha sido el fundamento de su decisión).

 

B.- Resolución de incidencias con hechos cuestionados.

 

1.-  Cuando se haya llamado al Árbitro para que tome una decisión sobre una cuestión del Reglamento o de sus normas complementarias, si los dos bandos no están de acuerdo sobre los hechos, (por ejemplo, un bando dice que el contrato está doblado y otro bando dice que no lo está), se actuará de la siguiente manera.

2.- Ponderando las evidencias que pudiera reunir si el árbitro considera que ha establecido satisfactoriamente en los hechos procederá como si se tratase de hechos no cuestionados.

3.- Si el árbitro no puede determinar los hechos de una manera convincente adoptará una resolución que permita la continuación de juego y a continuación efectuara una marca ajustada.

4.- En el caso de establecer una marca ajustada el árbitro tiene potestad para establecer los peor para cada bando. (En el ejemplo citado anteriormente, a un bando se le dará el contrato como doblado y al otro como no en la forma que más les perjudique).

 

C.- Incidencias por infracciones de forma o de procedimiento.

 

1.- Como norma general el Árbitro puede imponer penalidades de procedimiento por cualquier incorrección que, indebidamente, obstruya o demore el juego, provoque molestias a otros competidores, vulnere el procedimiento correcto o de lugar a que haya que imponer una puntuación ajustada en otra mesa.

2.- Para cumplir con su obligación de mantener el orden y la disciplina, el Árbitro está expresamente autorizado a imponer sanciones disciplinarias en puntos o a suspender la participación de uno o más contendientes durante la totalidad o parte de la sesión en curso. (Art. 91).

3.- Sujeto a la aprobación del Organizador del Torneo, el Árbitro está expresamente facultado para descalificar por causa justificada a cualquier participante. (Sin embargo cualquier decisión de este tipo podrá posteriormente ser denunciada por la vía administrativa o disciplinaria si hubiera lugar).

 

D.- Unificación de criterios sobre el tratamiento de las incidencias. Comunicación y archivo

 

1.- Dado que uno de los aspectos que más confusión crea a los jugadores es que diferentes árbitros ante análogas situaciones adopten diferentes decisiones deben estar unificados tanto los criterios como el tratamiento a aplicar. De manera especial, deben estar unificados tanto los criterios como el tratamiento a aplicar

a)      Para interpretar el texto del Reglamento ante situaciones complejas (por ejemplo, voces o jugadas retiradas). 

b)     Para asignar puntuaciones ajustadas

c)      Para aplicar penalizaciones de procedimiento

d)     En la Web oficial de la AEB se publican las “Normas complementarias para la aplicación del reglamento”, que los árbitros deben conocer y aplicar.

2.- Todas las incidencias relevantes que se produzcan en un torneo deben ser comunicadas por los árbitros a través del Acta de la prueba, pues su conocimiento ayuda a mejorar la práctica del juego y colabora en la unificación de los criterios arbitrales.

3. En espacial, todas las incidencias que, con fundamento, el árbitro pueda pensar provienen de acuerdos encubiertos entre compañeros deben ser comunicadas. Y en concreto la utilización de voces falsas y las explicaciones incompletas:

4. La AEB, con las debidas garantías de confidencialidad, mantendrá un registro de las incidencias comunicadas por si la repetición de las mismas puede dar lugar a, con fundamento, a considerar que se han producido faltas de ética que debe ser sancionadas.

 

E.- Resolución de incidencias de la competición reglamentadas o no reglamentadas

 

1.- Cuando la incidencia esté reglamentada los árbitros deben resolverla en la forma establecida por los reglamentos y normativas de la AEB, que deben conocer. (Ciertas incidencias como Empates, Sustituciones e incorporaciones, Puntuación de las manos o sesiones no jugadas, Incongruencia en la anotación de resultados, etc.), están reglamentadas y su tratamiento está previsto dentro de este Reglamento, en sus normativas subsidiarias y en las “Normas complementarias para la aplicación del reglamento”.

2.-  Ante incidencias imprevistas o no reglamentadas, si la incidencia se puede encuadrar dentro de las genéricamente previstas en los reglamentos de la mundial y de la española el árbitro la resolverá ejerciendo la potestad que le confieren dichos reglamentos. De no ser así:

Si la incidencia cae dentro de las competencias del Comité Nacional de Competición por tratarse de incidencias o infracciones cuya inmediata resolución se hace necesaria para asegurar el normal desarrollo y continuidad de la prueba o competición, el árbitro convocará al Comité de Apelación de la prueba que tome la decisión que corresponda, actuando por delegación del Comité de Competición..

3.- Cuando la inmediata resolución de una incidencia no reglamentada sea necesaria para asegurar el normal desarrollo de una prueba o competición, por razones de urgencia los Comités de Apelación actuarán por delegación de los Comités de Disciplina o de Competición, según el caso, y los Árbitros y Directores de Torneos deberán seguir este procedimiento:

a)      Nombrar al Comité de Apelación de acuerdo con lo expuesto en anterior.

b)     Informarle sobre la incidencia, la reclamación o la posible infracción y sobre cuantas circunstancias considere convenientes debe conocer el Comité para su posible enjuiciamiento.

c)      En su caso, llamar a los recurrentes y darles audiencia a ellos y, en su caso, al resto de las partes implicadas.

d)     Reunirse de nuevo a solas con el Comité y resolver sobre el recurso, la incidencia o la infracción, informando al Comité que cuando actúe en funciones de Comité de Disciplina solo tendrá competencia para imponer las sanciones de apercibimiento, modificación del resultado, pérdida de puntos o puestos y exclusión del torneo.

e)      Si hubiera lugar, comunicar la resolución a los interesados anunciándoles que aunque dicha resolución producirá efectos desde el momento de su notificación contra la misma podrá interponerse recurso ante el Comité de Disciplina o el de Competición, según los casos.

 

Asociación Española de Bridge. C/ Príncipe de Vergara 56, Bajo Puerta 7. Teléfono: 91 446 83 22 | email: aebridge@aebridge.com