Slideshow image Slideshow image Slideshow image Slideshow image
Calendario
Resultados
Puntos y rankings
Cómo aprender
Menú principal
Estatutos y Reglamentos > Reglamento del Bridge Duplicado y Normas AEB

I.- PRELIMINARES

 

Artículo 1.- La baraja. Rango de cartas y palos

 

El Bridge Duplicado se juega con una baraja de 52 cartas. La baraja consta de cuatro palos y trece cartas en cada uno de ellos. El rango de los palos, de mayor a menor, es picas (♠), corazones (♥), diamantes (♦), tréboles (♣). Las cartas de cada palo están ordenadas de mayor a menor: As, Rey, Dama, Valet, 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2.

 

Artículo 2.- Los estuches

 

Para cada mano que va a jugarse a lo largo de una sesión, se facilita un estuche con una baraja. Cada estuche está numerado y tiene cuatro bolsillos, donde se guardan las cuatro manos. Estos bolsillos se denominan: Norte, Este, Sur y Oeste. El dador y la vulnerabilidad se designan así:

 

Dador Norte                 Estuches             1       5          9          13

Dador Este                   Estuches             2       6          10        14

Dador Sur                    Estuches             3       7          11        15

Dador Oeste                 Estuches             4       8          12        16

Nadie vulnerable           Estuches             1       8          11        14

N/S vulnerables            Estuches             2       5          12        15

E/O vulnerables            Estuches             3       6          9          16

Todos vulnerable          Estuches             4       7          10        13

 

La misma secuencia se repite para los estuches 17-32, y para cada grupo subsiguiente de 16 estuches.

 

No deberían utilizarse estuches que incumplan estas condiciones. Si a pesar de ello se usaran, se aplicarán en toda la sesión las condiciones que en ellos estén marcadas.

 

Artículo 3.- Ordenación de las mesas

 

En cada mesa juegan cuatro jugadores. Las mesas están numeradas según criterio del Árbitro. Él establece una dirección como Norte. Los demás puntos cardinales adoptan su posición habitual respecto al Norte. (Nota AEB: Las mesas deberían colocarse de forma consecutiva y en paralelo, si el espacio disponible lo permite).

 

Artículo 4.- Compañeros y bandos

 

Los cuatro jugadores de cada mesa forman dos parejas o bandos. Una pareja de compañeros N-S juega contra otra pareja de compañeros E-W. En eventos por parejas o por equipos los participantes se inscriben como parejas o equipos respectivamente y juegan con el mismo compañero durante una sesión (excepto en casos de sustituciones autorizadas por el Árbitro). En eventos individuales cada jugador actúa individualmente, y los compañeros van cambiando a lo largo de la sesión.

 

Artículo 5.- Asignación de asientos

 

A.- Posición inicial: Al principio de cada sesión el Árbitro asigna una posición inicial a cada participante (al jugador, pareja o equipo). Si no hay otras indicaciones, los miembros de cada pareja o equipo eligen los asientos asignados según mutuo acuerdo (entre los asientos designados para ellos). Una vez seleccionada la posición (Norte, Sur, Este u Oeste), el jugador puede cambiarla durante una sesión solamente siguiendo las instrucciones o con permiso del Árbitro.

B.- Cambio de posición o de mesa: Los jugadores cambian su posición inicial o cambian de mesa según instrucciones del Árbitro, cuya responsabilidad es dar instrucciones con claridad. Cada jugador es responsable de moverse en el momento y de la manera indicada, y de ocupar el sitio correcto después de cada cambio.

 

Artículo 6.- Barajado y reparto

 

A.- Barajado:. Antes de jugar, cada mazo se baraja exhaustivamente. Se corta si un oponente lo requiere.

B.- Reparto: Las cartas se tienen que repartir cara abajo, una por una, en cuatro manos de trece cartas. Cada mano se coloca cara abajo en uno de los cuatro bolsillos del estuche. Se recomienda que las cartas se repartan en el sentido de las agujas del reloj.

C.- Presencia de ambas parejas: Salvo indicación diferente del árbitro, un miembro de cada bando debería estar presente mientras se baraja y reparte.

D.- Nuevo barajado y reparto

1.       Si antes de que empiece la subasta se observa que las cartas han sido repartidas incorrectamente o que mientras se barajaban y repartían un jugador podía haber visto la cara de una carta perteneciente a otro jugador, se volverá a barajar y repartir. Posteriormente, si un jugador ve accidentalmente una carta que pertenece a la mano de otro jugador antes de que finalice el juego del estuche, se aplica el Artículo 16C (pero ver el Artículo 24). Un estuche repartido de manera incorrecta es un estuche alterado. Para cualquier otra irregularidad ver el Artículo correspondiente.

2.       Salvo que el propósito del torneo sea jugar de nuevo manos ya jugadas, no se pueden aceptar los resultados si las cartas se han repartido sin haberlas barajado de un mazo ordenado (es un mazo en el que no se ha introducido ninguna condición de aleatoriedad respecto a su condición anterior) o si la mano procede de una sesión diferente. (Estas medidas no impedirán el intercambio de estuches entre las mesas si así se desea.)

3.       Sujeto al Artículo 22A, se deberá barajar y repartir de nuevo cuando lo requiera el árbitro, por cualquier razón compatible con este Reglamento (pero ver Artículo 86C).

E.- Opciones del árbitro respecto al barajado y reparto: El Árbitro puede disponer que se baraje y reparta:

1.       En cada mesa, inmediatamente antes de comenzar el juego, por los jugadores.

2.       Anticipadamente, por él mismo

3.       Anticipadamente, por sus ayudantes u otras personas que designe.

4.       Por otro método, previa o simultáneamente al comienzo de la sesión, siempre que éste reproduzca una aleatoriedad igual a la que cabría esperar si se aplicara A y B anteriores.

F.- Duplicación de estuches: Se pueden realizar una o más copias exactas de cada mano original, si las condiciones del juego lo requieren y según las instrucciones del árbitro. En este caso, generalmente no se volverá a repartir (aunque el Árbitro tiene poder para ordenar un nuevo reparto).

 

Artículo 7.- Control de estuches y cartas

 

A.- Posición del estuche: El estuche que se va a jugar se coloca en el centro de la mesa y permanece allí hasta que termine el juego.

B.- Extracción de cartas del estuche

1.       Cada jugador retira las cartas del bolsillo que corresponde a su punto cardinal.

2.       Cada jugador contará sus cartas cara abajo para asegurarse de que tienen trece. Después, y antes de dar una voz, inspeccionará el anverso de sus cartas.

3.       Durante el juego cada jugador retiene sus cartas, sin permitir que se mezclen con las de otros jugadores. Ningún jugador debe tocar las cartas de otro jugador durante o después del juego, excepto si tiene permiso del Árbitro (pero el declarante puede jugar las cartas del muerto, conforme al artículo 45).

C.- Devolución de cartas al estuche: Una vez terminado el juego, cada jugador debería barajar sus trece cartas. A continuación las devuelve al bolsillo que corresponde a su punto cardinal. Después de esto, si no está presente un miembro de cada bando o el Árbitro, no deberán sacarse las cartas del estuche.

D.- Responsabilidad por el procedimiento: Todos los participantes presentes en la mesa, a lo largo de la sesión, son responsables de mantener las condiciones correctas del juego en la mesa.

 

Artículo 8.- Secuencia de rondas

 

A.- Movimiento de estuches y de jugadores

1.       El Árbitro es quien da las instrucciones sobre el movimiento correcto de los participantes y de los estuches.

2.       Salvo indicación diferente del Árbitro, el jugador sentado en la posición Norte de cada mesa, es el responsable de mover los estuches que acaba de jugar en su mesa, a la mesa correcta para la siguiente ronda.

B.- Final de la ronda

1.       Por lo general, una ronda termina cuando el Árbitro da la señal para el comienzo de la ronda siguiente; pero si en una mesa el juego todavía no ha acabado, la ronda continúa para esta mesa hasta que hayan cambiado los jugadores.

2.       Si el Árbitro decide posponer el juego de un estuche, la ronda no termina para los jugadores involucrados y el citado estuche, hasta que éste haya sido jugado y el resultado acordado y anotado o bien, hasta que el Árbitro haya cancelado el juego de dicha mano.

C.- Final de la última ronda y final de la sesión: La última ronda de una sesión, y la sesión, terminan para cada mesa cuando se hayan jugado todos los estuches previstos para esta mesa y cuando se hayan introducido todos los resultados sin objeciones.

 

II.- IRREGULARIDAES

 

Artículo 9.- Procedimiento después de una irregularidad

 

A.- Denuncia de una irregularidad:

1.       Durante el periodo de subasta cualquier jugador, sea o no su turno, puede llamar la atención sobre una irregularidad, salvo que lo prohíba este Reglamento.

2.       Durante el periodo de carteo, el declarante o cualquier defensor, salvo que lo prohíba este Reglamento, pueden llamar la atención sobre una irregularidad ocurrida. Para las cartas orientadas incorrectamente (bazas) ver el Artículo 65B3.

3.       Durante el periodo de carteo el muerto no puede llamar la atención sobre una irregularidad, pero lo puede hacer una vez terminado el carteo de la mano. Sin embargo cualquier jugador, incluido el muerto, puede intentar impedir que otro jugador cometa una irregularidad (aunque el muerto queda sujeto a lo dispuesto en los Artículos 42 y 43)

4.       No es obligatorio llamar la atención sobre una infracción cometida por el propio bando, (pero ver artículo 20F5 para corrección de un explicación aparentemente incorrectas del compañero)

B.- Después de que se haya denunciado una irregularidad:

1.       (a) El Árbitro debería ser llamado inmediatamente, tan pronto se haya llamado la atención sobre una irregularidad.

(b) Cualquier jugador, incluido el muerto, puede llamar al Árbitro, una vez se haya llamado la atención sobre una irregularidad.

(c) La llamada al Árbitro no acarrea a ningún jugador la pérdida de los derechos que le podrían corresponder.

(d) El hecho de que un jugador llame la atención sobre una irregularidad cometida por su bando no afecta a los derechos de los oponentes.

2.       Los jugadores no deben tomar ninguna medida hasta que el Árbitro haya explicado todas las cuestiones relacionadas con la rectificación.

C.- Corrección prematura de una irregularidad: Cualquier corrección prematura de una irregularidad por parte del infractor, puede ocasionarle una rectificación adicional. (Ver las restricciones en las salidas en el Artículo 26)

 

Artículo 10.- Rectificaciones

 

A.- Potestad de estipular una rectificación: El Árbitro es el único que tiene la facultad de estipular las rectificaciones, cuando sean aplicables. Los jugadores no tienen derecho a aplicar las rectificaciones por iniciativa propia, ni a renunciar a ellas. (Ver Artículo 81C5)

B.- Anulación de la aplicación o renuncia de una rectificación: Si los jugadores aplican o renuncian a una rectificación, sin instrucciones del Árbitro, éste la puede aceptar o anular

C.- Opciones después de una irregularidad.

1.       Cuando este Reglamento ofrezca varias opciones después de una irregularidad, el Árbitro debe explicarlas todas ellas.

2.       Si un jugador tiene varias opciones después de una irregularidad, debe tomar la decisión sin consultar al compañero.

3.       Cuando este Reglamento ofrezca varias opciones para el bando inocente, por la irregularidad cometida por un oponente, es lícito escoger la más ventajosa.

4.       Sujeto al Artículo 16D2, después de la rectificación de una irregularidad es apropiado que los infractores efectúen cualquier subasta o jugada ventajosa para su bando, incluso aun cuando parezca que se están aprovechando de su propia infracción (pero ver los Artículos 27 y 50)

 

Nota AEB: Cuando un árbitro aplique una rectificación debería explicar a los jugadores qué establece el precepto del Reglamento o Norma en que ha basado su decisión.

 

Artículo 11.- Pérdida del derecho a una rectificación

 

A.- Por acción del bando inocente: El bando inocente puede perder el derecho a la rectificación de una irregularidad si cualquiera de sus miembros emprende alguna acción antes de llamar al Árbitro. El Árbitro actuará así, por ejemplo, cuando el bando inocente pueda haber sido beneficiado por una acción posterior de un oponente, ignorante de las disposiciones correspondientes del Reglamento. (Nota AEB: ver también artículo 12C1b)

B.- Penalidad después de perder el derecho a la rectificación: Aplicando este Reglamento, incluso después de perder el derecho a una rectificación, el Árbitro puede imponer una penalidad de procedimiento (ver Artículo 90).

 

Artículo 12.- Facultades discrecionales del Árbitro

 

A.- Asignar una puntuación ajustada: Por propia iniciativa, o a solicitud de un jugador dentro del periodo establecido en el Artículo 92B, el Árbitro puede otorgar una puntuación ajustada si este Reglamento lo permite. (Ver Artículo 86 para el juego por equipos). Esto incluye:

1.       Asignar una puntuación ajustada cuando considere que este Reglamento no proporciona compensación a un participante inocente por el tipo particular de irregularidad cometida por su oponente.

2.       Asignar una puntuación ajustada artificial, si no es posible una rectificación que permita que el estuche se juegue con normalidad (ver C2 abajo).

3.       Asignar una puntuación ajustada si hubo una rectificación incorrecta de una irregularidad.

B.- Objetivos del ajuste de puntuaciones

a.       El objetivo de ajustar una puntuación es compensar el perjuicio causado al bando inocente y eliminar cualquier beneficio obtenido por una infracción al bando culpable. El perjuicio existe si, a causa de una infracción, el bando inocente obtiene una puntuación menos favorable de la que se esperaba si no hubiera existido la infracción. (pero ver C1b).

b.       El Árbitro no debe establecer una puntuación ajustada aduciendo que la rectificación proporcionada por este Reglamento es excesivamente severa o ventajosa para cualquier bando.

C1.- Asignación de una puntuación ajustada

a.       Cuando el Árbitro esté autorizado por este Reglamento para ajustar la puntuación después de una irregularidad, y tiene la posibilidad de atribuir una puntuación ajustada asignada, lo hará así. Esta puntuación sustituye el resultado obtenido en el juego.

b.       Si, con posterioridad a la irregularidad, el bando inocente ha contribuido a su propio perjuicio por un error grave (no relacionado con la infracción) o por acciones descabelladas o arriesgadas, no recibirá compensación por esta parte del perjuicio que se ha auto-ocasionado. Al bando infractor se le debería atribuir la puntuación que se le hubiera asignado solamente como consecuencia de su infracción

c.       Para obtener la equidad, salvo si la Autoridad Reguladora lo prohíbe, se puede ponderar una puntuación ajustada asignada reflejando las probabilidades de diferentes resultados potenciales. 

d.       Si las posibilidades son numerosas o no son evidentes, el Árbitro puede otorgar una puntuación ajustada artificial.

e.       A su discreción, en lugar de aplicar el apartado (c), la Autoridad Reguladora puede aplicar todo o parte del siguiente procedimiento:

(i)   Para el bando inocente, en lugar del resultado obtenido, se le asigna la puntuación más favorable que probablemente hubiera ganado si no hubiese existido la irregularidad.

(ii)  Para el bando culpable, la puntuación asignada es el resultado más desfavorable que se podría obtener.

f.        Las puntuaciones atorgadas a los dos bandos no necesitan estar equilibradas.

C2.- Asignación de una puntuación ajustada (artificial)

a.       Cuando debido a una irregularidad no se pueda obtener un resultado (y ver C1d), el Árbitro asignará una puntuación asignada artificial de acuerdo con la responsabilidad de los participantes:

(i)   “media mínima” (como máximo el 40% de los puntos de match (PM) disponibles en torneos por parejas) a un participante directamente culpable;

(ii)  “media” (50% en torneos por parejas) a un participante sólo parcialmente culpable;

(iii) “media máxima” (al menos el 60% en torneos por parejas) a un participante que no incurrió en falta

b.       Cuando el Árbitro establece una puntuación ajustada artificial, media mínima o máxima en IMP (puntos internacionales de match), esta puntuación es normalmente más 3 IMP o menos 3 IMP. No obstante, esto puede variar de acuerdo con el Artículo 86A.

c.       Lo anterior se modifica para un participante inocente cuyo resultado de la sesión excede el 60% de los PM disponibles, o para un participante culpable cuyo resultado de la sesión es inferior al 40% de los MP disponibles (o equivalente en IMP). A estos participantes se les otorga el porcentaje obtenido (o equivalente en IMP) en el resto de manos de esta sesión.

C3.- En Torneos individuales: El Árbitro aplica las rectificaciones de este Reglamento, y las disposiciones que requieren que se asignen puntuaciones ajustadas, a los dos miembros del bando culpable por igual. Aun cuando sólo uno de ellos sea el responsable de la irregularidad. Pero no aplicará una penalidad de procedimiento al compañero del infractor si opina que éste no tiene ninguna culpa.

C4.- En Torneos eliminatorios: Si en un torneo eliminatorio el Árbitro atribuye puntuaciones ajustadas no equilibradas, el resultado de cada participante para ese estuche se calcula por separado y se asigna a cada participante el promedio de estos resultados.

 

Nota AEB: En el otorgamiento de puntuaciones ajustadas artificiales de acuerdo con la responsabilidad de los jugadores, punto C2 anterior, el árbitro considerará un atenuante la inexperiencia de jugador, pero deberá explicar todo ello al inexperto infractor. En cualquier caso el árbitro debe explicar a los jugadores cuál ha sido el fundamento de su decisión.

 

Artículo 13.- Número incorrecto de cartas

 

A.- El Árbitro estima que el juego puede seguir con normalidad: Cuando el Árbitro determina que una o más manos de un estuche tenían un número incorrecto de cartas (pero ver Artículo 14), y un jugador con una la mano incorrecta ha dado voz, si el Árbitro estima que la partida puede ser corregida y jugada, la mano podrá ser jugada, sin cambio de voz. Al final del juego el Árbitro puede atribuir una puntuación ajustada.

B.- Puntuación ajustada y penalidad posible: En otro caso, cuando se ha dado una voz, el Árbitro ajustará la puntuación y puede penalizar al infractor.

C.- Irregularidad advertida una vez concluido el juego: Si después del juego se descubre que la mano de un jugador tenía más de 13 cartas, y la de otro menos (pero ver Artículo 13F), se anulará el resultado y se establecerá una puntuación ajustada (se puede aplicar el Artículo 86D). El participante culpable quedará sujeto a una penalidad de procedimiento.

D.- No se ha dado ninguna voz: Si se descubre que un jugador tiene un número incorrecto de cartas y no se ha dado voz con su mano, entonces:

1.       El Árbitro corregirá la mano, y si ningún jugador había visto la carta de otro jugador, ordenará que se juegue el estuche con normalidad.

2.       Cuando el Árbitro determina que uno o más bolsillos del estuche tenían un número incorrecto de cartas, y que un jugador ha visto una o más cartas de la mano de otro jugador, si el Árbitro estima:

  1. que es improbable que la información no autorizada afecte la subasta o el carteo, permitirá que el estuche sea jugado y puntuado. Si después considera que la información ha afectado el resultado del estuche ajustará la puntuación y puede penalizar al infractor.
  2. que la información no autorizada obtenida de ese modo es suficientemente importante como para afectar el desarrollo normal de la subasta o del carteo, establecerá una puntuación ajustada artificial y puede penalizar al infractor.

E.- Posición o movimiento de una carta: Si aplicando este artículo el Árbitro exige que el juego continúe, el conocimiento de la posición de una carta o del movimiento realizado por el Árbitro, es información no autorizada para el compañero del jugador que tenía el número incorrecto de cartas.

F.- Carta de más: Si se encuentra una carta sobrante que no forma parte de la mano, se retira. La subasta y el carteo continúan sin cambios. Si se comprueba que dicha carta se ha jugado en una baza anterior, se puede asignar una puntuación ajustada.

 

Artículo 14.- Carta de menos

 

A.- Mano deficiente advertida antes de comenzar el carteo: Si antes de que se descubra la carta de salida inicial se advierte que una o más manos contienen menos de 13 cartas, y ninguna mano tiene más de 13, el Árbitro buscará la o las cartas que faltan y, seguidamente:

1.       Si la/s encuentra, la/s restituirá a la mano deficiente

2.       Si no la/s encuentra, reconstruirá la mano utilizando otra baraja.

3.       Una vez restablecida/s la/s mano/s, la subasta y el carteo continúan normalmente, sin alteración de ninguna de las voces dadas, presumiéndose que la/s mano/s reconstruida/s contenía/n todas las cartas desde el comienzo.

B.- Mano deficiente advertida más tarde: Si en cualquier momento posterior a que se haya mostrado la carta de la salida inicial (y hasta el final del periodo de corrección), se descubre que una o más manos contienen menos de trece cartas, y no hay ninguna con más de trece cartas, el Árbitro buscará todas las cartas que faltan y:

1.       Si la/s carta/s se encuentra/n entre las cartas jugadas se aplica Artículo 67.

2.       Si la/s carta/s se encuentra/n en otro lugar, se devuelve/n a la/s mano/s defectuosa/s. Cabe aplicar rectificaciones y penalidades (ver el punto 4, más adelante).

3.       Si la/s carta/s no se encuentra/n, se reconstruirá la mano utilizando otra baraja. Cabe aplicar rectificaciones y penalidades (ver el punto 4, a continuación).

4.       Toda carta restituida a la mano deficiente conforme a este apartado B, se considera que permaneció siempre en ella; puede convertirse en carta penalizada (Artículo 50), y el hecho de no haberla jugado puede constituir un renuncio.

C- Información obtenida por la restitución de una carta: El conocimiento del cambio de posición de la carta es información no autorizada para el compañero del jugador cuya mano contenía un número incorrecto de cartas.

 

Artículo 15.- Juego de un estuche equivocado

 

A.- Los jugadores no habían jugado este estuche anteriormente: Si los jugadores juegan un estuche que no les correspondía en la ronda en curso (pero ver C):

1.       El Árbitro normalmente acepta el resultado si ninguno de los cuatro jugadores había jugado anteriormente este estuche.

2.       El Árbitro puede exigir a las dos parejas que jueguen posteriormente entre ellos el estuche correcto.

B.- Uno o más jugadores habían jugado anteriormente el estuche: Si cualquier jugador juega un estuche que previamente había jugado, con oponentes correctos o no, su segundo resultado se anula para su bando y para el contrario. El Árbitro atribuirá una puntuación ajustada artificial a los participantes privados de la oportunidad de obtener un resultado válido

C.- Descubierto durante el periodo de subasta: Si durante el periodo de subasta el Árbitro descubre que un participante está jugando un estuche que no le corresponde en esta ronda, cancelará la subasta, se asegurará de que se sienten los participantes correctos y sean informados sobre sus derechos, en esta y futuras rondas. Seguidamente comenzará la segunda subasta.

1.       Los jugadores deben repetir las voces dadas en la primera subasta. Si alguna voz difiere en alguna manera, de la voz correspondiente de la primera subasta, el Árbitro anulará el estuche. Si no es así la subasta y carteo continúan de manera habitual.

2.       El Árbitro puede penalizar por procedimiento (y otorgar una puntuación ajustada) si considera que se intentó evitar el juego normal del estuche por parte de cualquier bando.

 

Artículo 16.- Información autorizada y no autorizada

 

A.- Uso de la información por parte del jugador

1.       Un jugador puede utilizar información en la subasta o en el carteo si:

  1. Proviene de las jugadas y voces legales del estuche que se está jugando, (incluyendo las ilegales si se han aceptado), y no está afectada por la información no autorizada de otras fuentes; o bien
  2. Es información autorizada de una acción retirada (ver D); o bien
  3. Es información especificada como autorizada por algún Artículo o Regulación. O, salvo especificación en contrario, la que proviene de procedimientos legales autorizados en este Reglamento y en Regulaciones (pero ver el punto B1 a continuación); o bien
  4. Es información que el jugador poseía antes de retirar sus cartas del estuche (Artículo 7B) y el Reglamento no le impide el uso de esta información.

2.       Los jugadores pueden tener en cuenta también la previsión de su propio resultado; las características de sus oponentes; y cualquier condicionante de las Regulaciones del torneo

3.       Ningún jugador debe basar sus voces o jugadas en otras informaciones (estas “otras” informaciones se denominan improcedentes).

4.       Si el incumplimiento de este Artículo causa perjuicio el Árbitro ajustará la puntuación conforme con el Artículo 12C.

B.- Información improcedente causada por el compañero

1.       Si un jugador facilita una información improcedente a su compañero que puede sugerir una voz o jugada, como por ejemplo, hacer una observación; una pregunta; responder a una pregunta; hacer una alerta inesperada (en relación con el fundamento para hacerla); u omitir una alerta; mostrar una duda inconfundible; rapidez no habitual; énfasis especial; tono; gesticulación; movimiento; amaneramiento..., dicho compañero no puede escoger, entre alternativas lógicas, una que, de forma evidente, pudiera haber sido sugerida, frente a otra, por la información improcedente.

  • Una alternativa lógica es aquella que habría sido tenida seriamente en cuenta por una parte significativa de jugadores de nivel similar a los jugadores en cuestión, y que utilizando los métodos de la pareja, se considera que podría haber sido escogida por algunos de ellos.

2.       Cuando un jugador considera que un oponente ha facilitado una información improcedente de la que puede resultar un perjuicio, puede anunciar, -excepto si lo prohíbe la Autoridad Reguladora, la cual puede exigir que se llame al Árbitro-, que reserva su derecho a llamar al Árbitro más tarde. (En este caso los oponentes deberían llamar al Árbitro inmediatamente si no están de acuerdo en que se haya transmitido una información no autorizada).

(Nota: la AEB no lo prohíbe)

3.       Cuando un jugador tiene sólidas razones para creer que un oponente, que tenía una alternativa lógica, ha escogido una acción que podía haber sido sugerida por la información improcedente, debería llamar al Árbitro cuando termine el juego. (No es una infracción si se llama al Árbitro posteriormente o con anterioridad). El Árbitro asignará una puntuación ajustada (ver Artículo 12C) si considera que una infracción del artículo ha causado beneficio al infractor.

C.- Información improcedente de otras fuentes

1.       Cuando un jugador recibe accidentalmente una información no autorizada sobre el estuche que está jugando o que va a jugar, como mirando una mano equivocada, oyendo accidentalmente voces de subasta, resultados o comentarios; viendo cartas de otra mesa; o viendo una carta de otro jugador en su mesa antes de que empiece la subasta, se debería avisar el Árbitro inmediatamente, preferiblemente por el que recibió la información

2.       Si el Árbitro considera que la información podría interferir en el juego normal puede, antes de que se haya dado una voz: puede

  1. Cambiar la posición de los jugadores en la mesa, si el tipo del torneo y manera de puntuar lo permiten, para que el jugador que tiene la información sobre una mano pueda jugar ese estuche; o bien
  2. Si el tipo de competición permite, ordenar que se vuelva a barajar y repartir para esos jugadores o bien
  3. Permitir que se termine el juego del estuche, estando dispuesto a asignar una puntuación ajustada si juzga que la información no autorizada podía haber afectado el resultado; o bien
  4. Asignar una puntuación ajustada artificial.

3.       Si esta información no autorizada se recibe después de la primera voz de la subasta y antes del final del carteo del estuche, el Árbitro procede según el punto 2(c).

D.- Información de las jugadas y voces retiradas: Si una voz o jugada ha sido retirada tal y como lo prevé este Reglamento:

1.       Para el bando inocente, toda la información generada por la acción retirada es autorizada, tanto si se trata de una acción propia o de los oponentes.

2.       Para el bando infractor, la información generada por las acciones retiradas de cualquiera de los bandos es no autorizada. Un jugador del bando culpable no puede escoger, entre varias alternativas lógicas, una acción que demostrablemente pudiese haber sido sugerida por la información no autorizada

Asociación Española de Bridge. C/ Príncipe de Vergara 56, Bajo Puerta 7. Teléfono: 91 446 83 22 | email: aebridge@aebridge.com